06/18/2019
Home / Notas  / Mundo Virtual  / Videojuegos y empoderamiento femenino

Videojuegos y empoderamiento femenino

  Representación del hombre y de la mujer en los videojuegos En la mayoría de los videojuegos la representación de la mujer es problemática, tanto por el énfasis que ponen en representar el cuerpo femenino basado en

 

Representación del hombre y de la mujer en los videojuegos

En la mayoría de los videojuegos la representación de la mujer es problemática, tanto por el énfasis que ponen en representar el cuerpo femenino basado en sus cualidades sexuales exageradas, como por la escasez de protagonistas femeninas. El rol de la mujer en los videojuegos es casi siempre el de mujercita en apuros que necesita un héroe que la rescate. Predomina así en la mayoría de los videojuegos la figura masculina, y la mujer aparece como un accesorio o como recompensa para el héroe. En gran parte esto es así porque la industria de los videojuegos está mayormente dominada por desarrolladores de género masculino, que tienden a crear videojuegos de acuerdo con sus intereses y gustos. Y así estamos atrapados en un círculo vicioso: la industria de los videojuegos (mayormente dominada por varones) crea productos que no atraen a las mujeres, por lo tanto las chicas no ven el desarrollo de videojuegos como una carrera profesional que les interese; de este modo, la industria continúa siendo dominada por desarrolladores masculinos, que perpetúan la creación de juegos del mismo tipo… El papel del héroe tiende a estar estereotipado: hombre adulto blanco, anglosajón y heterosexual. Se ha analizado incluso lo parecidos que son las caras de los protagonistas de los videojuegos más vendidos, todos con pelo moreno, barba de un par de días, y una expresión entre taciturna y con el ceño fruncido. Las mujeres, los niños, las minorías étnicas y la tercera edad casi no aparecen, incluso muchas veces no son papeles que el jugador pueda elegir para interactuar. Han trascendido incluso argumentos de los distribuidores de videojuegos, explicando que es preferible poner solo varones en las portadas de los juegos, ya que incluir también mujeres “no vende”…

¿Qué tipo de videojuegos desarrollarían las mujeres?

Las estadísticas de distintos países indican que la proporción de mujeres entre los desarrolladores de videojuegos es de alrededor del 16%. En esta nota nos proponemos plantear esta sub-representación como problema, y de esta forma,  concienciar a la industria y al público en general de que el problema existe. Según los expertos, una de los formas de atraer a las mujeres hacia esta industria es potenciar la enseñanza de diseño de videojuegos narrativos, tales como aventuras gráficas o los juegos de rol. A diferencia de otros, que se centran en la competición o en ciertas habilidades motoras, los juegos que destacan la narrativa permiten a los participantes crear historias, explorar, resolver problemas, abordar las relaciones entre personajes, entre otras cosas.

La industria de los videojuegos en las redes sociales

Hace unos años el problema de la representación de las mujeres en los videojuegos y la escasez de mujeres dentro de la industria de desarrolladores comenzó a debatirse en las redes sociales. Mujeres trabajadoras de la industria comenzaron a compartir historias de cómo ellas habían sido “ninguneadas”, subestimadas, y tratadas como un objeto sexual, entre otros tipos de abuso y discriminación, por el mero hecho de ser mujeres. Comenzó a circular así la idea de que la industria de los videojuegos necesita mujeres. Aunque todavía no se haya resuelto el problema,  reconocerlo y discutirlo en foros públicos es un muy importante primer paso.

Los videojuegos como expresión cultural

Los videojuegos no son un mero entretenimiento, son una expresión de la cultura, al igual que el cine, la literatura o los cómics. Los psicoterapeutas somos testigos –tanto por las quejas de los padres, como por la autoconfesión de ellos mismos-, de la cantidad de horas que pasan niños y adolescentes absorbidos por los videojuegos. Más allá de los efectos adictivos que tiene este hábito y las consecuencias de sedentarismo que promueve, los videojuegos transmiten modelos de hombres y de mujeres.  Desde estas líneas proponemos empezar a tomarnos en serio la importancia cultural de los videojuegos, logrando que sea un medio de expresión accesible tanto a ellos como a ellas, sabiendo que en la medida en que haya más mujeres en la industria, la representación de la mujer dejará de ser tan minoritaria y estereotipada como lo es en la actualidad…

Serious games para la igualdad de género

Pero además de lograr que haya más mujeres en la industria, también sería bueno que se fomente el desarrollo de los llamados “serious games”, un tipo de videojuegos cuyo propósito no es exclusivamente el entretenimiento, sino que tienen un componente educativo importante. Frente a una continuidad de discursos estereotipados por parte de los videojuegos comerciales, estos “juegos serios” desarrollan nuevas oportunidades para la educación sobre la igualdad de género entre los jóvenes, aprovechando todo el potencial de inmersión, interactividad y experiencia directa  que tienen estos juegos. La propuesta es “crecer jugando”!

 

Opiniones
2 COMENTARIOS

DEJÁ TU COMENTARIO