12/13/2018
Home / Notas  / Correr en la playa: consejos, beneficios e inconvenientes

Correr en la playa: consejos, beneficios e inconvenientes

Hsn Ortopedia Bs. As. Correr por la playa es uno de los ejercicios más placenteros y divertidos que podemos hacer en vacaciones. Una actividad que, lejos de caer en desuso, cada vez es más

Hsn Ortopedia Bs. As.

Correr por la playa es uno de los ejercicios más placenteros y divertidos que podemos hacer en vacaciones. Una actividad que, lejos de caer en desuso, cada vez es más popular y no es raro ver cada minuto pasar gente delante de nuestra toalla corriendo ya sea en solitario, en pareja o en grupo. Sin embargo, son pocos los que conocen los beneficios (y los inconvenientes) de correr en la playa.
Antes de comenzar, sino tienes apenas experiencia a la hora de correr, con 15 minutos a una intensidad media-baja será suficiente. No queremos inoportunas lesiones ni que te fatigues demasiado. Simplemente disfruta del paisaje y diviértete.

1. Ritmo moderado, a pesar de que tengas experiencia. Correr por la playa debe ser un placer y no una obligación. Exigirnos más de lo necesario es contraproducente.
2. Es un ejercicio anti-estrés. Estás de vacaciones, relajado, con el sonido del mar de fondo… Es sin duda el escenario perfecto para entrenarnos y salir a correr.
3. No corras distancias largas. Es normal que, animados por la ‘facilidad’ con la que se corre en la playa queramos ir un poquito más allá y más allá… Ponte un objetivo razonable antes de salir a correr y recuerda que luego tienes que volver.
4. Corre en la orilla, pero evita las zonas más blandas. La zona perfecta es aquella en la que la arena está más compacta y algo húmeda.
5. Carrera de ida… Y vuelta. Debido al desnivel que tiene la orilla de la playa, intenta correr lo mismo en ambas direcciones, ya que sino puedes forzar demasiado los músculos de un lado de la cadera, sobrecargándolos más de la cuenta
6. Tené cuidado con los ‘obstáculos’. Niños, hoyos, etc… Si mantienes un ritmo adecuado podrás visualizar con la suficiente antelación los ‘peligros’ que te puedes encontrar corriendo por la playa.
7. Es más difícil correr por la arena. No te engañes, a pesar de la sensación de libertad y anti-estrés que proporciona correr en la playa es más trabajoso que hacerlo en la calle. Además, la arena de la playa tiende a castigar el tobillo y el tendón de Aquiles con mayor facilidad que otras superficies.
8. ¿Con o sin zapatillas? La eterna duda que no nos atrevemos a resolver, pero que tienes que tener en cuenta a la hora de planificar tu carrera. Si corres con zapatillas, lo mejor es que sean lo suficientemente ligeras y con gran amortiguación. Si decides a correr sin ellas, no lo conviertas en tu técnica habitual, ya que a la larga puedes tener problemas en tus articulaciones.
9. Evita las horas de más calor. Utilizá remera, si puedes corre con gorra y refréscate siempre que puedas, usa protección solar e hidrátate lo suficiente.
10. Corriendo por la playa trabajarás tu tren inferior más intensamente que sobre cualquier otra superficie. Notarás como tus cuadríceps (muslos), y sobre todo tus gemelos, se cargarán antes de lo habitual. Te pedimos moderación y que bajes la distancia a recorrer.
12. No corras por la playa si has estado lesionado. Ya que el impacto sobre tus articulaciones es mayor y el terreno es más inestable.

Recuerda…Correr debe ser un placer y no una obligación. A disfrutar del ejercicio!!!

Lic. Juan Pablo Garro
Hsn Ortopedia Deportiva Bs. As.
(011) 15-5331-9945 / (0348) 15-440-9153
buenosaires@ortopediahsn.com.ar
Instagram/hsndeportiva.bsas
Facebook/hsndeportivabsas
www.ortopediahsn.com.ar
Atención en Ing. Maschwitz (Instituto Prevent)

Opiniones
SIN COMENTARIOS

DEJÁ TU COMENTARIO