Whatsapp
09/25/2020
Home / Ganadería  / Las claves para elegir carne de calidad

Las claves para elegir carne de calidad

Hoy en día, la mayoría de las personas no saben elegir la carne que compran. La aparición de esta en bandeja y la falta de tiempo del día a día hace que los consumidores no

Hoy en día, la mayoría de las personas no saben elegir la carne que compran. La aparición de esta en bandeja y la falta de tiempo del día a día hace que los consumidores no sepan qué clase de corte comprar. Esto tiene que depender mucho de para lo que va a ser usado, pero muchos no lo saben.

Guisar, empanar, asar, no es lo mismo y por lo tanto, hay que saber adquirir la mejor carne para cada objetivo. Hay que aprender pequeños apuntes para la compra del cerdo, de la ternera, del pollo, incluso del cordero. Ponete las pilas para poder ser el mejor chef de la cocina y para ello tenés que saber distinguir la mejor pieza de carne.
El mejor bocado de todos
La mejor carne es la que se saca de una matanza. Esto no lo puede dudar nadie, pero no es posible hacerlo a no ser que se sea de campo y se tenga la posibilidad de tener una finca.

En segundo lugar, sería ideal poder ir al mercado de forma diaria, pero muchos de los consumidores no pueden acudir. El supermercado es el lugar elegido por la mayoría de las personas y aquí es donde realmente está el problema.

En el supermercado se puede distinguir la carne que está envasada refrigerada en pequeñas bandejas rodeadas de film. Se corta casi siempre de forma industrial y cada vez hay menos profesionales que sepan dar el corte perfecto a la carne.

Lo que influye
En la carne influyen muchos aspectos: la raza, la alimentación que ha tenido el animal, la salud que haya tenido durante su vida, el sexo, la edad, etc.

La maduración de la carne y la conversión del músculo dará diferentes matices. Procurá ir a una carnicería y hablar con el especialista. Podés elegir la pieza que querés consumir. Siempre vas a ser atendido mucho mejor. Sabrás la procedencia y podés ver la etiqueta que siempre da mucha más información.

La ternera blanca o lechal no se suele comprar mucho, porque proviene de animales menores a seis meses (ideal para ancianos y niños). La rosada son más mayores y han comido de la madre más tiempo. El añojo es de ternera de más de un año y el novillo es carne de un animal de más de cuatro años.

Comprar carne picada
No pidas filetes o carne picada sin elegir la pieza que querés. Elegí filetes de contra o tapilla para hacerlos a la plancha o para empanar que sea de la cadera. Para hacer guisos lo mejor será pedir aguja. Las piezas, cuando se compran no deben gotear, porque esto significa que no va a ser muy buena. Hay que mirar el color, la grasa o el veteado.

Cuando se quiere conservar un trozo lo mejor que se puede hacer es congelarla. La carne dura unos cuatro días en la heladera. Congelala envuelta en un film y un papel de aluminio. Poné una etiqueta para saber qué congelaste. Cuando se quiere descongelar se pasa del congelador a la heladera (24 horas). Hay que tener especial atención con la carne picada.

Mirá el color
Cuando no sepas qué vas a cocinar es mejor que compres la carne en una bandeja, porque ya llevan aditivos que ayudan a su conservación. No compres la carne que tenga un color verdoso o un color bastante apagado. Da lo mismo el origen de la carne. Todas deben tener un buen tono y un buen equilibrio entre la grasa y la parte sin sebo. Cuando no sepas cortarla de forma adecuada, lo mejor será comprarla cortada (para guisos, mejor comprarla en forma de dados). Además, vendrá bien limpia de despojos.

Opiniones
4.519 COMENTARIOS