Whatsapp
10/16/2019
Home / Notas  / Una opción poco saludable para dejar de fumar

Una opción poco saludable para dejar de fumar

Solo quien tiene adicción al tabaco puede comprender visceralmente lo que significa padecerla. Se conjugan sentimientos encontrados al pensar en su adicción, por un lado, el conocimiento cabal de que el tabaco daña a todos

Solo quien tiene adicción al tabaco puede comprender visceralmente lo que significa padecerla. Se conjugan sentimientos encontrados al pensar en su adicción, por un lado, el conocimiento cabal de que el tabaco daña a todos los que fuman y, por otro lado, la procrastinación de la decisión del cese del hábito por innumerables y vanos motivos. Frente a este dilema dicotómico, se plantean opciones de ayuda para poder terminar con esta fuerte adicción a la nicotina.

El cigarrillo electrónico fue diseñado y se comenzó a fabricar en el año 2003 en China. Su utilización se ha ido extendiendo rápidamente por todo el mundo con o sin autorización oficial gracias a una intensa publicidad y al indudable ingenio del aparato.

Su diseño permite reproducir la experiencia de fumar incluyendo el manejo entre los dedos, la inhalación y la exhalación de un vapor generado por un atomizador a partir de un cartucho líquido (de contenido variable), o bien de una cámara de vaporización mediante calentamiento electrónico por una batería que se activa por la inhalación o al presionar un botón.

Está constituido por 3 elementos: una batería, un atomizador y un cartucho. Ensamblados unos con otros forman una unidad que produce un vapor que se aspira, simulando el acto de fumar, y se denomina “vapear”.

El líquido de los cartuchos no contiene tabaco, pero sí nicotina en dosis variables (hasta 54 mg/ml o más) y también muchas sustancias como propilenglicol, glicerina vegetal, saborizantes, aromatizantes y otros.

El riesgo de su utilización radica en la posibilidad de explosión con quemaduras graves a nivel de manos y rostro y por los eventos adversos por la inhalación del contenido de los cartuchos, que en algunas presentaciones permiten la adición de otras sustancias como el THC.

La legislación en nuestro país prohíbe la importación, distribución, comercialización, publicidad, promoción y patrocinio de los cigarrillos electrónicos y sus accesorios.

Asimismo, la FDA en EE.UU. no ha autorizado la utilización del cigarrillo electrónico como instrumento para abandonar el hábito tabáquico.

Recientemente se han reportado allí 215 casos de una “extraña enfermedad pulmonar” con un saldo de 7 personas fallecidas a causa de esta, donde se responsabilizó causalmente al cigarrillo electrónico.

Se sugiere que alguno de los constituyentes del líquido de vapeo puede generar una irritación en el sistema respiratorio que genera un daño de tal cuantía que ha llevado a la muerte a un número considerable de personas.

La adicción a la nicotina siempre tendrá efectos devastadores, no por la acción de la nicotina en sí, sino por la inhalación de los compuestos que entran de colados en los pulmones al fumar en cualquiera de sus formas. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el asma, la bronquiolitis obliterante, la neumonía de cualquier etiología incluida la lipoidea pueden ser causa de discapacidad y necesidad de utilización de oxigeno suplementario.

Patologías cardiovasculares, neurológicas y sobre todo oncológicas amplían el espectro de daño del hábito nicotínico.

Todas estas patologías pueden generar menoscabo de una vida plena y la necesidad de tratamientos de sostén y rehabilitación. Y lo más penoso, es que resulta prevenible.

Desde el equipo de prevención de Grupo Medihome te recomendamos que si eres fumador vuelvas a pensar en el dejar de fumar. Con toma de conciencia real, apoyo y seguimiento, se puede salir de esta potente adicción. Vamos a estar a tu lado.

Dra. Gabriela Ferretti
Divulgadora Científica de Grupo Medihome, Médica Clínica, Neuróloga y Legista
MN 81.108

Opiniones
SIN COMENTARIOS

DEJÁ TU COMENTARIO

1
¡Hola! Estoy en línea.
¿En qué puedo ayudarte?
Powered by