Whatsapp
11/27/2020
Home / Uncategorized  / ¿Querés comenzar un estilo de vida saludable?

¿Querés comenzar un estilo de vida saludable?

Es más simple de lo que parece

Es más simple de lo que parece… Con pequeños cambios podemos lograr grandes resultados.

Desayunar
Desayunar nos da la energía que necesitamos para arrancar el día, si no desayunamos el cuerpo se las tiene que ingeniar para sacar energía de las células musculares, los ligamentos de los huesos y el colágeno de la piel. Además hacemos a nuestro metabolismo un metabolismo ahorrador… ¿qué quiere decir esto?

Que la próxima vez que comas, el cuerpo en lugar de quemar calorías, las va a ahorrar porque no sabe cuánto tiempo después vas a estar sin comer… desayunar es clave para comenzar un estilo de vida saludable.
Realizar actividad física
¡Hay millones de actividades, buscá una que te guste! ¡Para mantenerla en el tiempo es necesario que aprendas a disfrutarla! Si la padeces, tarde o temprano la vas a abandonar. Puede ser dentro o fuera de un gym, no importa.

La actividad física como estilo de vida saludable no es simplemente para bajar de peso, sino que nos ayuda a nivel emocional… nos hace sentir bien, nos da energía.

Controlar las porciones
Aprendamos que lo light no es sinónimo de «no engorda». No hay un alimento que engorde por sí solo, lo que engorda es el exceso. Por eso aprendamos a comer de todo pero midiendo la porción.

Comer con mayor frecuencia
Comer cada dos horas activa el metabolismo y mantiene estables los niveles insulina. El no llegar a sentir hambre nos permite elegir de manera consciente lo que vamos a comer, nos ayuda a controlar la ansiedad y a reducir la porción.

¡El no comer no adelgaza! Al contrario predispone al atracón post restricción y pone el cuerpo en «modo ahorro».

Comer frutas y verduras
Incorporemos alimentos de calidad, las frutas y verduras nos aportan vitaminas, minerales y fibra… al cuerpo le cuesta mucho trabajo digerir la fibra y esto es doblemente bueno.

Por un lado nos ofrece saciedad al quedarse tanto tiempo en el estómago y por otro lado pone a tu metabolismo a trabajar, quema calorías con el proceso de digestión, y lo mismo ocurre con la proteína.

Reducir el consumo de harina, azúcar y grasa
¡Todo en exceso es malo! No es lo mismo un gustito diario o el permitido semanal que vivir a delivery y comida industrializada. Tampoco se trata de eliminarlos del plan, son fuente de energía, pero en exceso engordan, por eso podemos comer de todo, aprendiendo a medir porción y frecuencia. ¡Busquemos el equilibrio!

Tomar agua
Nuestro cuerpo es 80% agua. Es la principal fuente de hidratación. No es lo mismo infusiones o gaseosas light, estos sirven para ofrecernos saciedad pero no para hidratarnos. De la misma forma que cuidamos a nuestras plantas, no les damos té o mate para hidratarlas, les damos agua… igual con nuestro cuerpo.

No busquemos soluciones mágicas. Pequeños cambios… ¡Grandes resultados!

Débora del Hoyo
Coach Ontológico Profesional orientado al Bienestar Integral

WhatsApp 11 3471 4097

Opiniones
1.295 COMENTARIOS