Whatsapp
09/23/2020
Home / Notas  / La importancia de la buena salud bucal de nuestros hijos

La importancia de la buena salud bucal de nuestros hijos

Muchas veces escuchamos la pregunta de para qué debemos cuidar los "dientes de leche" de nuestros hijos si total se van a caer y van a aparecer otros en su lugar.La respuesta a esta pregunta

Muchas veces escuchamos la pregunta de para qué debemos cuidar los «dientes de leche» de nuestros hijos si total se van a caer y van a aparecer otros en su lugar.La respuesta a esta pregunta es muy amplia pero intentaremos resumirla de manera que se entienda sin dejar nada afuera.

Es imprescindible cuidar la boca de los más pequeños, incluso desde antes de que haga erupción en boca el primer diente para evitarse problemas luego. Para ello, es muy importante el buen habito de higiene bucal acorde a la edad del niño y un control con el odontopediatra quien además de realizar el control de caries y otras patologías bucales, está capacitado para brindar información útil sobre el cuidado de salud bucal dependiendo de la edad del niño y sus necesidades. Los dientes de leche, denominados también dientes temporarios, primarios o deciduos, nos ayudan al correcto desarrollo y crecimiento del niño.

La dentición primaria tiene un papel fundamental para el corte, triturado, masticación e inicio de la digestión de los alimentos. Además, cumplen una función imprescindible dentro de la fonación, permitiendo al niño pronunciar correctamente cada sonido mientras aprende a hablar. ¿Has intentado pronunciar las letras S, T, F o C sin usar los dientes?

La presencia de los dientes temporales en boca favorece el correcto desarrollo de las estructuras maxilofaciales, tanto a nivel óseo como muscular. Al contrario, la ausencia de éstos puede dificultarlo, causando patologías como mala respiración, fonación, mal posición de los dientes permanentes (los llamados «dientes chuecos»). Las caries en los dientes de leche aumentan la probabilidad de que se desarrollen caries en la dentición permanente. Además, si un diente primario tiene caries, la infección puede avanzar demasiado provocando dolor, hinchazón, migración de la infección a tejidos vecinos que, en algunos casos severos con dificultad para tragar, abrir la boca y fiebre, requieren atención hospitalaria. Si, como se lee, a veces por una carie que no se detuvo a tiempo, se lo necesita. Para evitar estos casos, como hemos dicho, es importante el buen habito del cepillado bucal de nuestros hijos y un control periódico con el odontopediatra.

El odontopediatra tiene la posibilidad de observar el desarrollo y crecimiento maxilofacial del niño, pudiendo acompañar a las familias a mantener la salud bucal de sus hijos en cada etapa dentaria. Por eso, es importante que la primera visita al odontopediatra se realice a una temprana edad, en donde el profesional puede aconsejar sobre cómo realizar la técnica adecuada para la edad del niño y de este modo, evitar complicaciones.

Lo ideal sería que los niños acudieran al dentista desde que son pequeños, que se hicieran revisiones periódicas para evitar complicaciones, y que se normalizara la visita al dentista, llegando a ser tan rutinaria como lo puede ser un chequeo al pediatra.

Andrea Sofia Carballido
Staff de Odontopediatría de Smile Care Center

Opiniones
8.478 COMENTARIOS